Un objetivo que me planteo para éste año 2018: Primun non nocere. Un primer paso podría ser revisar en los pacientes más frágiles, las medicaciones que producen más daño que beneficio y retirarlas con un método sensato.

Existen varias listas para poder utilizar desde las consultas de Atención Primaria como una herramienta de seguridad en la prescripción de pacientes mayores polimedicados.

En ésta entrada voy a poner la LISTA PRISCUS ya que, a diferencia de otras (STOPP-START, BEERS), plantea alternativas y manejo del fármaco potencialmente peligroso.

Boletin canario del uso racional del medicamento

 

Recientemente, un grupo de autores españoles ha validado y publicado unos criterios aplicables a la población mayor con multimorbilidad: los criterios LESS-CHRON (List of Evidence-baSed depreScribing for CHRONic patients):  https://farmaciadeatencionprimaria.com/2018/01/23/desarrollo-de-una-nueva-herramienta-para-la-deprescripcion-los-criterios-less-chron/

Susana