La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que los adultos sanos no superen los 5 gramos de sal (cloruro de sodio) al día o, lo que es lo mismo, 2 gramos de sodio diarios. En los caso de personas hipertensas, con insuficiencia renal o insuficiencia cardiaca los límites son mucho más estrictos.

En general los comprimidos o cápsulas no efervescentes no suelen llevar sodio en grandes cantidades y son por tanto los más seguros para los enfermos con restricción de sodio ( las formas efervescentes pueden llevar 500 mg de sodio por toma).

Cuando el paciente tiene problemas para la deglución, se pueden utilizar presentaciones en solución oral o sobres granulados sin efervesvencia, ya que contienen pocas cantidades de sodio.

En este esquema he puesto algún ejemplo de fármacos con bajo contenido en sal, que nos puede ser útil.

MEDICAMENTOS BAJOS EN SAl

Susana