La prevalencia del prurito crónico es superior al 60% en personas mayores de 65 años.

Las causas son múltiples, aunque la más frecuente es una combinación de xerosis cutánea, polimedicación, insuficiencia renal y polifarmacia.

En los casos en los que no exista ninguna lesión cutánea (prurito sine materia), deberíamos descartar los siguientes procesos:

Prurito-1

A parte de las medidas generales que se nos ocurran para calmar el picor, aquí van algunas propuestas tópicas y sistémicas que pueden ayudar:

Prurito-2Prurito-3Prurito-4

Susana