El sol…… el gran enemigo de nuestra piel.

A pesar de que las queratosis actínicas no son lesiones malignas, tienen riesgo de evolucionar hacia un carcinoma epidermoide, de hecho el 60% de estos aparecen sobre una queratosis actínica previa. Y en el otro extremo, entre el 15-63% de ellas pueden regresar espontaneamente.

En cuanto al tratamiento, podemos comenzarlo en atención primaria, aunque deberíamos derivarlo al dermatólogo para un seguimiento y diagnostico precoz de un posible cancer de piel.

Estas serán nuestras armas:

queratosis actinica-1

Hoy en día se recomienda no sólo tratar las lesiones visibles, sino también eliminar el daño actínico subclínico,  es decir, el campo de cancerización:

queratosis actinica-2

 

Susana

 

Volumen I y II

€40,00