Los músculos isquiotibiales son tres: semimembranoso, semitendinoso y bíceps femoral.

Cumplen la función de la extensión de la cadera y la flexión de la rodilla.

Las tendinitis que afectan a éstos músculos en su parte proximal, son frecuentes en deportes que implican carrera a alta velocidad (atletismo, futbol…).

Producen dolor en la cara posterior del muslo, intensificándose al subir cuestas y escaleras.

A la exploración, el dolor  se reproduce con la flexión de la rodilla.

El tratamiento es conservador, con reposo, antiinflamatorios y fisioterapia.

Susana

Manual de exploración y anatomía de traumatología en atención primaria

30.00 €