“Eso es más viejo que la tos”, “Una tos que se hace añeja, puede costarte la pelleja”, “La tos seca es de la muerte trompeta”, “La cebolla asada quita la tos, aclara la voz y limpia la garganta”, “Eso es como tener tos y rascarse el culo”, “Amor, fuego y tos, descubren a su poseedor”, “Cuantos mueren que no tienen tos y yo que la tengo, no me lleva Dios”

Cada año por éstas fechas comenzamos a tirar del catálogo de jarabes para la tos: que no tenga azucar que ya sabe que soy diabético, a ver si me va a estreñir, que sea bueno que el otro que me ha dado me ha puesto la tos peor, ¿qué tal sabe?, ¿lo hay en pastillas? es que el jarabe me da mucho asco, no me dará sueño …

Y encima éste año nos aparece un virus nuevo que, como no, también produce una tos que nos va a dar muchos quebraderos de cabeza.

Aquí va un pequeño catálogo de los principales jarabes según el tipo de tos y el tipo de paciente.

Susana

Volumen I y II

40,00 €

https://www.elsevier.es/es-revista-farmacia-profesional-3-articulo-antitusigenos-alivio-descanso-13023336

https://www.euskadi.eus/contenidos/informacion/cevime_infac_2015/es_def/adjuntos/INFAC_Vol_23_n_2_revisando%20medicacion%20anciano.pdf

https://www.fisterra.com/medicamentos/