La fascitis plantar se define como una inflamación de la fascia plantar en su origen, en el tubérculo posteromedial del calcáneo.

La máxima incidencia ocurre entre los 40 y los 60 años de edad, con un pico más joven en los corredores.

El diagnóstico se basa en anamnesis y exploración física. Las pruebas complementarias (radiología, analítica) solo ayudan si se sospecha otro diagnóstico (o en caso de mala evolución). La presencia de espolón calcáneo no tiene ningún valor diagnóstico.

Y, como siempre, el tratamiento escalonado según el grado de afectación:

Susana