La función aductora de la cadera la realizan los siguientes músculos: pectíneo, los tres aductores y el recto interno o grácil.

La tendinitis de los aductores es frecuente cuando se realizan movimientos forzados de flexoextensión, aducción y rotación interna de la cadera (futbol, correr, bailar…).

Clínicamente se manifiesta por un dolor en la cara interna del muslo y a la palpación de los músculos aductores en el pubis. Dicho dolor aumenta al realizar la maniobra de apretar un objeto con las piernas.

El tratamiento se basa en reposo, AINEs y fisioterapia.

En casos crónicos: infiltración con corticosteroides junto a un anestésico local.

La cirugía se realiza en rara ocasiones, seccionando el tendón del músculo más afectado: el aductor largo.

Susana

trauma-portada

Traumatología en atención primaria

30.00 €

Bizum: 626 43 44 26